info@webyredes.com | Tel. 672 033 587

Diseño web, SEO y marketing online

Cómo hacer un blog corporativo

En el mundo actual donde Internet y la tecnología dominan casi todos los aspectos de la vida humana, la comunicación se ha convertido en un instrumento imprescindible para cualquier empresa. Ya no basta con que te encuentren si te buscan, no basta con una bonita tarjeta de visita troquelada que difundir entre tus clientes, ya no bastan las páginas amarillas. En el siglo XXI, el siglo del grafeno y la fibra óptica, quién no comunica, no existe.

 

En la estrategia de una empresa, sea cuál sea su tamaño, la presencia online no puede estar descuidada. Si hace apenas 10 años la web de una empresa se construía por pura tendencia, ahora forma parte ineludible de su identidad corporativa, el centro neurálgico de donde surge su comunicación. Y en ese centro de comunicaciones, el blog corporativo es el componente que lo difunde, que lo dinamiza y propaga.

 

Qué es un blog corporativo

Un blog corporativo es un diario digital de tu empresa.

 

El tamaño de la empresa, el sector en el que desarrolla su actividad, la identidad corporativa diseñada y la estrategia de marketing deteminarán qué diseño web va a tener ese blog corporativo, qué contenidos va a tener y cómo se va a desarrollar su presencia. En este artículo vamos a dar unas pautas acerca de cómo hacer un blog corporativo.

 

Cómo crear un blog corporativo

Si tu empresa es grande o mediana no habrá ninguna dificultad en crear un blog corporativo. Su propio personal de informática no tendrá ninguna problema en crearlo en cuestión de minutos con todas las garantías.

 

En el caso de PYMES, medianas empresas, autónomos y freelances la creación de un blog corporativo puede ser más complejo, sobre todo si la actividad del negocio está alejada del mundo online y sus trabajadores no están familiarizados con las herramientas más populares de Internet. En caso de duda sobre cómo iniciarse en el mundo online os recomendamos leer nuestro artículo para no expertos “¿Qué es un blog? ¿Necesito un blog de empresa?

 

Ventajas de un blog corporativo

Como hemos comentado en el párrafo inicial, su principal cometido es comunicar. Esto significa que, quizá por primera vez, la palabra corporativo no tiene porqué estár asociado a aburrido, plúmbeo, ininteligible. No es eso. Corporativo en este caso significa alinear la comunicación de tu empresa con la audiencia a la que van dirigidos tus productos y servicios para hablarles en su mismo lenguaje. Esta estrategia de comunicación se conoce como marketing de contenidos. 

 

Su segunda ventaja entonces es puramente comercial. Esto no significa que abrases a tu audiencia con cada pequeña variación en tus productos, o en tu estrategia de marketing. Significa que uses tu blog corporativo para transmitir los valores de tu empresa, de tu identidad corporativa. Por poner un ejemplo extremo, tu empresa puede dedicarse al alquiler de máquinas excavadoras y tu blog corporativo tener contenidos sobre un levantador español de pesas olímpico que patrocinas porque representa tus valores, las características de tus productos: fuerza, sacrificio, robustez, honestidad, seguridad…

 

Su tercera ventaja es obvia, dialogar. El blog corporativo tiene de ventaja sobre los habituales boletines que imprimían las empresas con sus novedades, tanto a nivel interno como para clientes, en que estos son un vehículo inmediato y permanente de comunicación con tu empresa.

 

Cómo escribir un blog corporativo

 

Cómo escribir un blog corporativo

Audiencia y lenguaje

 

Son las 2 primeras caracterísiticas que debes identificar para escribir un blog corporativo. ¿Quién va a leerlo? En primer lugar, tus propios compañeros y trabajadores, por lo que no debes olvidar nunca un matiz de comunicación interna.

 

Pero, sobre todo, quiénes van a leer tus artículos son personas que los encuentren en los buscadores en Internet y se pueden sentir interesados por su título, su contenido. Son lectores que te van a conocer por primera vez, que debes intentar que regresen, que empiecen a reconocer tu marca y puede que, finalmente, puedan comprar alguno de tus productos y servicios. Tu audiencia son posibles clientes.

 

Un blog no es una herramienta puramente comercial, pero sí es una potente herramienta de marketing, de creación de reputación y marca. Una vía de acceso emocional a tus clientes. No aburras al lector con tus productos, adapta tu lenguaje a la edad, nivel económico, nivel social y tendencias de tus posibles clientes. Habláles de lo que les gusta y cómo tu empresa contribuye a que esos valores aumenten, se difundan y permanezcan.

 

Temas

 

Ya sabes a quién dirigirte y en qué tono y lenguaje hacerlo. Toca elegir temas sobre los que hablar. Volvemos a insistir, no seas aburrido y cuentes cada variación en tus productos, tus lanzamientos de ofertas, los nombramientos de tu empresa o el cambio de roles y proyectos. Tu contenido interno no debería superar un 20% del total y siempre eligiendo que lo que cuentes sea realmente significativo.

 

Busca los temas que interesan o emocionan a tu audiencia, o lo que les preocupan. Si tienes una tienda online de productos ecológicos es natural que tus clientes sientan interés por cualquier noticia sobre el cambio climático, por ejemplo. Y si tienes una gestoría es probable que tus lectores estén muy interesados en cómo le afectan las decisiones del Consejo de Ministros de los viernes o herramientas que les ayuden a reducir costes.

 

Planificación y calendario

 

Sólo hay algo peor que no tener un blog corporativo: tener un blog corporativo abandonado.

 

Como hemos dicho, un blog corporativo debe ser una herramienta más de tu plan de marketing y, por tanto, debe estar incluido en su planificación: quién lo va a escribir, con qué temas, con qué frecuencia y con un calendario que tenga previsto los temas de interés que puedan surgir en cada momento.

 

Esta planificación o calendario con suficiente previsión serán muy importante para evitar que el blog corporativo se convierta en una carga molesta, algo que hay que quitarse de encima. Asimismo, puede servir para recopilar contenidos con la suficiente antelación para ir creando borradores de modo que la escritura final del cada artículo sea mucho más sencilla y agradable.

 

Suscripción y difusión

 

Imagina que has cumplido el primer hito: has escrito un artículo interesante que varios lectores han encontrado en Internet y han leído. ¡No puedes dejarles ir así como así! El segundo hito que debes intentar a toda costa es que vuelvan, que te recuerden, que quieran seguir leyéndote.

 

Es imprescindible que en tu blog corporativo aparezcan varios modos de que un lector interesado pueda seguirte de un modo sencillo, con un sólo clic. Preséntales con algún elemento adyacente al contenido o widget tus redes sociales de modo que puedan suscribirse fácilmente a ellas.

 

Crea también un feed o rss que acumule el histórico de los artículos de tu blog corporativo para que pueda ser agregado a un lector de feeds. Y anima a tus lectores a suscribirse con su email a tu newsletter para que puedan recibir los nuevos artículos que se publiquen.

 

Cómo crear un blog corporativo

 

El imprescindible SEO

 

Debes saber que tu blog corporativo siempre va a tener unos lectores fijos: los bots o arañas de los buscadores, especialmente el de Google. Son pequeños softwares que recopilan todo lo que hay en Internet para incluirlo en sus índices de búsqueda. Y como son lectores de tu blog, también hay que tenerlos en cuenta y escribir para ellos.

 

Afortunadamente, los bots de los buscadores cada vez reconocen más y mejor el buen contenido, por lo que no hay que hacer especiales esfuerzos en ser encontrado si lo que contamos es interesante, sorprendente y único. Pero siempre conviene tener en cuenta una serie de tips y técnicas que facilitan el posicionamiento web de tus artículos, el llamado SEO.

 

Te recomendamos que leas nuestro artículo “Cómo hacer posicionamiento web con tu blog” para que conozcas las pautas básicas a seguir para conseguir los mejores resultados.

 

Conversación

 

La actividad en un blog corporativo no termina con la escritura y publicación de un artículo. Es necesario que sea divulgado y que provoque reacciones y conversación. La técnica más básica es terminar cada artículo con una pregunta al lector sobre lo expuesto: su opinión, si conoce más sobre el tema tratado si tiene más referencias… Un blog corporativo sin zona de comentarios es prácticamente inútil. No te desesperes, tardarás meses en recibir los primeros excepto los de spam que llegarán muy pronto.

 

La segunda técnica para provocar la conversación es publicarlo en las redes sociales. Las redes sociales son herramientas naturales de conversación, donde una empresa debe estar con naturalidad y asiduidad no dejando nunca sin contestar una pregunta o comentario de un lector, aunque sea con un simple “like”.

 

Por supuesto, existe el riesgo de que recibas críticas y comentarios negativos en tu blog corporativo o en las redes sociales. Lo que se llama una crisis de reputación online. Gestiónalos de una manera tranquila y pausada, nunca en caliente y sin faltar nunca al respeto de quién emite la crítica, pero razonándole las causas que hayan podido causar el problema. Recurre a un profesional de social media si es necesario.

 

Medición y análisis

 

Una vez que tu empresa haya logrado cierta regularidad de publicación en su blog corporativo, llega el momento de estudiar su repercusión.

 

Existen muchas herramientas online gratuitas que le permitirán definir métricas e informes periódicos de análisis de datos sobre las visitas y tráfico que recibe cada artículo: cuántos lectores, tiempo de lectura, artículos más visitados, origen de la visita… La herramienta más completa y fiable siguen siendo Google Analytics y Google Search Console. Su instalación en el blog es sencilla y le permitirán tener una visión completa de lo que está pasando en él.

 

Una vez que obtenga las primeras métricas, revise su plan de contenidos y calendario de publicación si concluye que hay contenidos que resultan mucho más visitados por los lectores que otros.

 

Ejemplos de blog corporativo

Ante la duda de cómo orientar la estructura contenido y diseño de un blog corporativo lo más razonable es ver y copiar lo que han hecho ya otros con éxito. Sí, has leído bien, copiar. Copiar en el sentido de inspirarse en el modelo de otros y adaptarlo a nuestras necesidades. Esto no es un delito, forma parte de la esencia humana siempre que se haga con el suficiente respeto y la mínima inteligencia.

 

Las grandes marcas han sido las pioneras en abordar el mundo online por lo que no desde de echar un vistazo a lo que hacen en sus blogs corporativos empresas como Telefónica, Nestlé, Iberia, Iberdrola o la colección de blogs corporativos de Repsol.

 

Ventajas de un blog corporativo

 

¿Quién escribe un blog corporativo?

Es muy probable que si eres una pequeña empresa, un autónomo o una startup tú problema no sea tener un blog corporativo o no, sino tener tiempo para escribirlo siguiendo todas estas pautas que te hemos dado.

 

Tú tienes que estar enfocado en tu negocio y marcar cómo se ha de escribir ese blog, pero no dudes en acudir a un redactor profesional o community manager para que te cubra toda la curación y creación de los contenidos y artículos. Podrás encontrar servicios muy ajustados que te resolverán este problema por una mínima cuota mensual como el que ofrecemos en webyredes.com además de nuestros servicios de diseño web y SEO.

 

Fotos propiedad de (en ese orden) Got CreditAlan LevineAnthony Ryan y samwebster.


No Comments

Comments are closed.

SIGUE NUESTRO BLOG

seo on page como optimizar tu web

SEO On Page: Cómo optimizar tu web

La optimización SEO On Page de tu web es esencial para conseguir el éxito de tu negocio. No es por otro motivo que por lograr aparecer en las...
 
LEER MÁS

Tienda online Crear páginas para vender productos

Tienda online: Crear páginas para vender productos

Si hay algo importante en una tienda online es cómo están creadas las páginas de productos. Al contrario que en otras webs que se centran en la...
 
LEER MÁS

Dominios libres

Dominios libres para mi web, ¿cómo encontrarlos?

Una de las primeras tareas a las que nos enfrentamos los desarrolladores y técnicos de Web y Redes cuando realizamos el diseño y desarrollo de una...
 
LEER MÁS

SEO para averiguar las palabras clave de tu negocio

SEO: Averigua las palabras clave de tu negocio

En este blog te estamos explicando paso a paso lo que necesitas y las condiciones óptimas para que la web de tu negocio sea funcional y orientada...
 
LEER MÁS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.